miércoles, 24 de diciembre de 2008

81

Hoy me desperté en la noche, mi cuarto estaba lleno de luz, me vi el pecho y era de ahí donde salía... toda esa iluminación blanca y brillante era emanada por mi pecho, no sabia que estaba pasando, por un momento me asuste, era como si mi corazón se hubiera convertido en un reflector de alta potencia, como los que usan en las inauguraciones de tiendas comerciales, que estando en tu casa y al asomarte por la ventana alcanzas a ver como se mueven esos ases de luz en el cielo iluminando las nubes negras por la noche. Así era mi corazón, se había vuelto el corazón mas brillante de la ciudad, después me tranquilice un poco y pensé hacer algo con el, tal vez alumbrar los corazones de otros en la obscuridad... pero me dio flojera, era muy tarde y hacia frío, así que busque el interruptor, lo apagué, me cobije y volví a dormir, tal vez otro día se vuelva a encender.

1 comentario:

nebraska dijo...

este es genial....