lunes, 1 de diciembre de 2008

28

Escapando un día de la realidad, me dio miedo perderme entre tanta obscuridad, pues el frío mental es mayor cuando no existe verdad alguna que oculte esas mentiras totales que obscurecen y nublan la conciencia, así que decidí, con miedo a caer de nuevo, regresar a mi realidad.