martes, 2 de diciembre de 2008

32

Rozando la superficie del agua pasaba gritando:

-!Aguanten la respiración! !El aire aun no  es comestible!

Después subía de nuevo, tomaba velocidad y bajaba en picada, solo que esta vez sus cálculos fallaron y fue a decirselos en persona.