martes, 2 de diciembre de 2008

41

Las cosas que salen de tus ojos son lagrimas y las cosas que salen de tu boca son estupideces, pero aun así no me logras convencer, yo se que finges demencia, sabes que no te voy a creer, a los engendros como tu hay que enterrarlos vivos, solo así aprenden... después desperté asustado, creo que estaba soñando.