miércoles, 3 de diciembre de 2008

46

A veces cuando estas dormido y nadie mas te ve, te conviertes en capullo, para recolectar los hechos que viviste durante el día, las experiencias que te marcaron desde pequeño y los anhelos que buscas en la vida, creando algún tipo de mounstro ahí dentro. Algunas de esas veces el mounstro toma vida y te lleva a lugares que no conocías, otras tantas te presenta lo que podría pasar si llegara a liberarse y otras mas te levantas por la mañana sin recordar que mientras dormías y nadie mas te veía, tu jugabas con el.