jueves, 7 de octubre de 2010

225

Agua puerca tienes en los pies y tus pies siguen corriendo por el camino que pasa por debajo de la casa, no importa si no traes mi regalo, no importa si no traes el sombrero, no importa si no traes el sobre con la carta adentro, lo que importa es que puedes pasar, puedes quedarte un rato y limpiarte los pies, puedes decir… buenos días, hoy estoy aquí.

1 comentario:

nebraska dijo...

como pa sonreír después de verle llegar!!
que bonito.