martes, 1 de febrero de 2011

236

Había escrito un historia que relataba nuestra historia, una historia que hablaba de ti y de mi… de los dos, una historia que no se parecía a ninguna historia que alguien hubiera escrito, en ella había detalles desde el primer momento en que te vi, hasta lo que hoy en día siento por ti, una historia que te iba a regalar, pero mi perro se la comió.

2 comentarios:

i dijo...

Esa historia...ya es historia...piensa el perro al mirar el premio que ha dejado cerca de un árbol...

Oréadas dijo...

Si la historia vale la pena, su recuerdo queda en el alma.
Un besito