viernes, 16 de octubre de 2009

198

Descomprime la arena que estaba atorada en la rendija de la ventana, no me dejaba abrirla y es que después de estar encerrado todo el día, uno quiere quitarse los mocos, sacar la nariz y respirar aire fresco, aun que el aire huela un poco a esto y un poco a aquello, pronto se olvida, por que siempre olvidamos.

2 comentarios:

nebraska dijo...

siempre...
para soltar cadenas,
para no lastimarnos,
para abrir puertas,
para no estancarnos,
para avanzar.
...siempre olvidamos.

Anónimo dijo...

...siempre